02
Dic

0

Una buena alimentación para toda la familia

Una buena alimentación familiar es de suma importancia no sólo para la salud de cada miembro del hogar, sino también para el bienestar del entorno y que cada uno tenga la energía y fortaleza necesaria para alcanzar sus metas.
Recibe algunos de los mejores consejos que te ayudarán a evitar la mala alimentación familiar en este artículo.

¿Cuál es la causa de los principales problemas alimenticios?
Lo que muchas personas no saben es que lo que limita una buena alimentación familiar en muchos países son los temas relacionados con la pobreza. Muchas personas realmente no pueden pagar una dieta balanceada y esto es algo completamente alarmante.
Aunque también es una realidad que la poca educación que se tiene en algunas culturas de alimentarse sanamente, sin que necesariamente tengan que ser personas pobres, influye en algunos de los casos de malnutrición. Pues podemos entonces separar la mala alimentación familiar en dos escenarios:
1. En el primer caso las personas constan con los recursos necesario para poder adquirir alimentos con regularidad, pero los que eligen no aportan realmente todos los nutrientes que una dieta sana y balanceada debería, por lo que se consume comida que se pudiese decir entonces que no es de muy buena calidad.
2. En los segundos casos se presentan ingestas excesivas, en donde realmente se come más de la cuenta en alimentos que no suman nada beneficioso en esas cantidades y puede llegar a ser perjudicial de una manera totalmente diferente a la anterior para la persona en cuestión.

¿En qué consiste alimentarse bien?
Para poder decir que se está manteniendo una buena alimentación familiar no se debe decir “si, nosotros comemos inclusive más de cuatro veces al día”. Se tiene que armar una dieta donde se le proporcione al organismo todos aquellos nutrientes que este necesita para cada etapa de la vida.
Es importante conocer cuáles son los nutrientes que aporta cada tipo de alimento y así poder hacer una mezcla de estos de manera que juntos aporten todo lo que cada miembro de la familia según su edad, su sexo y otros factores determinantes como, por ejemplo, si hace actividad física constante.

Momentos importantes para la alimentación familiar
• Las mujeres (aun cuando se encuentran en edades tempranas) deben tener una gran alimentación debido a todos los procesos naturales por los que ellas pasan, y más aún en los escenarios donde se está planeando traer un nuevo bebé a la familia.
• Los bebés que ya son mayores a los seis meses pueden comenzar con la alimentación completaría de manera que poco a poco se le incorporen más alimentos que solamente la leche materna. Su papilla puede comenzarse a hacer con un poco de harinas y legumbres que le proporcionen nutrientes adicionales.
• Cuando ya los niños comienzan la edad escolar es necesario que se proporcione una dieta sana y balanceada para que puedan proporcionarles la energía que se necesita para que alcancen sus metas. En ella se deben incluir, aunque a algunos no les gusten, las legumbres para ayudarlos a crecer.

Ir a la barra de herramientas