15
May

0

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la valoración que realizamos de nuestro ser, es el grado de satisfacción personal de la persona consigo misma.

Es fundamental puesto que somos la única persona con la que irremediablemente tendremos que convivir mientras vivamos. Amarse a sí mismo, pasa ante todo, por la aceptación de lo que somos; con nuestros errores y nuestros éxitos, nuestras luces y nuestras sombras.

Carl Rogers ya escribió sobre ello en su momento: “Sólo cuando me acepto tal y como soy, puedo cambiar, puedo mejorar”.

Porque recuerda, cuanto menos nos aceptemos más necesitaremos de la aceptación de los demás, y nadie, absolutamente nadie, merece este tipo de esclavitud.

¿Qué no es?

1) No es gustar a los demás: Con el tiempo experimentamos cómo depender del reconocimiento de los demás nos hace tremendamente infelices. Supone mucho esfuerzo comprender que nuestro valor personal va más allá del reconocimiento, más allá de si hacemos mal o bien las cosas, de si conseguimos generar los resultados esperados.

Nuestro valor reside en nosotros mismos, en mostrarnos tal y como somos y sentir que somos dignos de amor a pesar de todo.

2) No es éxito: gran parte de los libros de autoayuda o crecimiento personal asocian el amor propio al éxito. Con una autoestima alta, se supone que uno puede alcanzar el éxito profesional. Sin embargo, este tipo de relaciones no siempre se cumplen. El amor propio no es una garantía de éxito, es un valor personal que nos confiere autorrespeto y la reafirmación de nuestro ser. Gracias a él disponemos de unas mejores capacidades para relacionarnos, y para ser más felices.

3) No es egoísmo: Puede que te llamen egoísta cuando te priorizas. Igual q dedicamos tiempos a los demás, es normal y saludable dedicárnoslo a nosotros.

4) No es orgullo, porque el que se respeta a sí mismo no busca sentirse superior a nadie. El orgulloso es aquel que no se ha sanado por dentro, que actúa a la defensiva, haciendo daño, vulnerando.

5) Falsa autoestima:

¿Has conocido alguna vez a alguien con la autoestima por las nubes?

Sentencia cuando habla, está encantada de conocerse e intenta imponer su opinión o anula la de los demás.

Creamos una imagen como protección, para aparentar no tener complejos, sentimientos de inferioridad, inseguridad.

Escudarse en quienes somos (etiqueta), de lo que hacemos o de lo que tenemos, incluso, criticar y denigrar a los demás es un mecanismo de defensa de nuestra mente para contrarrestar esa carencia de estima hacía uno mismo. Llegando a ser crueles en ocasiones.

Lo que los demás piensen de ti, refleja quiénes son ellos, no quién eres tú. Del mismo modo, la forma en la que juzgamos a los demás nos dice cómo somos…

Consejos para potenciar la autoestima

El primer paso es reconocer y sentirse digno de amor. Sin juzgarnos, para poder comprendernos y respetarnos. Validando cómo nos sentimos, cómo nos encontramos y lo que necesitamos en cada circunstancia. Atendiéndonos y cuidándonos.

1. Rememora nuestros éxitos y buenos atributos: lo que nos esforzamos para lograrlos, hacernos consciente de ellos.

No te abrumes recordando lo mal que te portaste con tu hermano cuando ambos eran niños. Mejor recuerda cuánto aprecia tu hermano que le ayudes a cuidar a tus sobrinos cuando tiene una cita de negocios.

Date el valor que mereces.

2. Encuentra la raíz de tu falta de autoestima/compasión/sana a tu niño interior.

Es posible que hayas tenido una niñez compleja, en la que sentías que todos elogiaban a los demás niños, mientras nadie prestaba atención a tus logros. ¿El apodo por el que te conocían en la escuela te hacía sentir inferior a los demás? ¿Eras demasiado alt@ o demasiado baj@ con relación a los demás niños de tu edad?

Casi todos tenemos algún aspecto de nuestra personalidad que no nos gusta, trata de analizar de qué manera esos pensamientos se relacionan con la forma como ahora te sientes. Analizar esos pensamientos en su justa medida te ayudará a elevar tu autoestima.

3. No te ancles en el pasado/ Perdónate a ti mismo. Deja que el pasado se vaya. Lo hiciste lo mejor que pudiste en el momento en el entendimiento, con la conciencia y el conocimiento que tenías. Ahora estás creciendo y cambiando, y vivirás la vida de manera diferente.

Si tienes algo que te avergüenza de tu pasado, déjalo ir. En la vida todos cometemos errores.

4. Cuida tu cuerpo, riégate; nutre tu cuerpo y tu alma con actividades. Quiérete. Hazlo ahora. No esperes hasta que estés bien, o pierdas peso, o consigas un nuevo trabajo, o encuentres una nueva relación. Comienza ahora y hazlo lo mejor que puedas.

5. Combate el perfeccionismo. Si eres muy perfeccionista y exigente contigo mism@ nunca estarás conforme con lo que consigas. Ponerse metas es muy positivo, pero éstas han de ser reales y alcanzables. Recuerda el amor propio implica por encima de todo dejar a un lado el “yo debería ser” hacia el “yo soy”.

6.-Corre riesgos y aprende de tus fracasos/enfrenta miedos/sal de la zona de confort con humor: Las personas con una baja autoestima son incapaces de correr riesgos por miedo a fracasar. Necesitan tenerlo todo controlado para no fracasar porque el fracaso diría de ellos aquello que ya piensan de sí mismos, que no son lo suficientemente buenos.

Tienes que aprender que el fracaso no es algo malo, el fracaso es una experiencia de aprendizaje.

No fracasé, solo descubrí mil maneras de cómo no hacer una bombilla” Thomas Edison

7.-Acepta lo que no puedes cambiar y esfuérzate en cambiar aquello que puedes cambiar

No puedes cambiar tu biología, no tiene sentido vivir añorando medir 1.80 si mides 1.60. Sin embargo si puedes concentrar tu esfuerzo en lograr metas como un trabajo mejor hacer algo que valoras,…

Aceptar nuestras limitaciones es la base para comenzar a mejorar.

8. No te compares con los demás: Eres único e irrepetible.

Ir a la barra de herramientas