29
Ago

0
pilates

Método Pilates

Qué es el Método Pilates?

El Método Pilates es una educación corporal bastante completa donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda de nuestro cuerpo hasta la más periférica, en la que intervienen tanto la mente como el cuerpo.

En qué se basa el método Pilates?

Consiste básicamente en una serie de posturas y ejercicios relacionados entre sí con el fin de mejorar la circulación,  la flexibilidad y fortalecer zonas específicas del cuerpo. Son ejercicios lentos y controlados realizados  bajo la supervisión de un profesional, en clases individuales o grupos pequeños. Ayuda al cuerpo alcanzar un estado de armonía, para que todas sus partes se ejerciten como una unidad. A diferencia de otros ejercicios este se basa en una conciencia de todo el cuerpo trabajando al unísono gracias a la práctica de una técnica apropiada. Se busca la precisión de los ejercicios en pocas repeticiones.

El método Pilates se integra en dos principios esenciales que se encuentran en cada ejercicios que son: el movimiento y el aislamiento. En la técnica Pilates las piezas del cuerpo que no tiene desplazamiento en el espacio tiene tanto o más consideración que las que se mueven.  Evita el estrés en las articulaciones consecuentes y es mucho  más seguro y efectivo.

Cuáles son los elementos principales?

Los principios básicos  del método Pilates son: la respiración, la concentración, el centro enérgico, el control y la fluidez.

  1. La Respiración: Para el ejercicio Pilates debemos concentrarnos en llenar de aire la parte más baja de los pulmones. Debemos tener la sensación de llevar el aire a la región lumbar. La inspiración se realizará por la nariz y expulsaremos el aire por la boca. Respirar así nos permite flexionarnos y movernos sin limitar la cantidad de oxigeno que inspiramos. La entrada de oxigeno nos permite nutrir los músculos, al espirar profundamente todas las toxinas de nuestro cuerpo encuentran una vía de escape. Cuando esas sustancias se expulsan aumenta nuestra resistencia y nos sentimos mas relajados.

 

  1. La Concentración: En cada movimiento se ha de mantener un diálogo interno que dirija el cuerpo durante el ejercicio, ésta es la clave para conectar la mente y el cuerpo. Debemos de tener en cuenta que en el Método Pilates, la mente es la que pone en acción al cuerpo. A medida que desarrollamos la habilidad para concentrarnos en una parte especifica del cuerpo, mejora notablemente la calidad de nuestros movimientos.

 

  1. El centro enérgico: Está localizado en el centro del cuerpo, entre el costado derecho y el izquierdo. Es el lugar que conecta el abdomen con la base de la columna y con los glúteos. Joseph Pilates lo llamaba el cinturón de la fuerza. Incluyen a los músculos oblicuos, a los transversos del abdomen y a las fibras profundas del suelo pélvico. Cualquier movimiento del cuerpo, aunque se produzca en las extremidades, parte del centro enérgico.

 

  1. El Control: Es una clave esencial para conseguir la calidad del movimiento. Practicar Pilates requiere el control absoluto del cuerpo y la mente.

 

  1. La Fluidez: Una buena parte de la exclusividad el método Pilates es la fluidez con la que deben realizarse los ejercicios. Supone ejecutar los movimientos con precisión. Cada uno de los ejercicios conduce a otro. El final de un movimiento es tan solo el principio de otro.

Cuáles son las razones para iniciarse en el Método Pilates y en que nos puede ayudar?

El objetivo del Método Pilates es conseguir diferentes aspectos respetando las articulaciones y la espalda, dentro de los beneficios de hacer Pilates se encuentran los siguientes:

  • Aplanar, tonificar y fortalecer abdominal
  • Desarrollar músculos más alargados
  • Corregir la postura
  • Prevenir lesiones
  • Aliviar tensiones y facilitar la circulación
  • Activar la conciencia corporal
  • Equilibrio entre fuerza y flexibilidad
  • Aumentar la concentración
  • Mejorar el rendimiento deportivo
  • Subir la autoestima.

Es un método valido tanta para aquellas personas que se inician por primera vez en la actividad física, como para las que buscan el perfeccionamiento del movimiento. También para aquellas personas que pudieran padecer problemas de espalda y busquen una actividad preventiva.

En que constan los ejercicios del Método Pilates?

El método Pilates comprende más de 500 ejercicios y algunos se practican con objetos o aparatos. Hacen trabajar todos los músculos a la vez y de esta manera los desarrollan, los estiran y aumentan su resistencia.

Existen diferentes estilos y derivados, desde Pilates para la rehabilitación, Pilates suelo, Pilates máquina, hasta Pilates con pelota y todo tipo de accesorios. Lo importante es que se apliquen bien los principios básicos del Método, se disfrute y se obtengan resultados.

Dentro del pequeño equipamiento para realizar los ejercicios podemos encontrar algunos como, el bosu, el fit – ball, toning – ball, el aro de resistencia, el roller, las bandas elásticas, la pica. También dentro el equipamiento profesional podemos encontrar el Wall – unit, el Cadillac, el reformer (cada vez más utilizado para competa la rehabilitación e centros de fisioterapia), stability chair, el ladder barrel y el reformer Rehab.

Si tengo una hernia discal o protusión  puedo practicar el Método Pilates?

La respuesta es Sí, siempre acompañado de un buen  profesional. En el primer día de clase el profesor tendrá que ser informado de dicha patología. Para indicaros los ejercicios que podéis y que no podéis realizar.

Los ejercicios que  no podréis realizar son ejercicios que incluyan la flexión de columna más la rotación. Al trabajar con el método Pilates debemos hacer hincapié en realizar ejercicios que nos ayuden a trabajar la musculatura del tronco, ha flexibilizar  y fortalecer tanto la zona lumbar como abdominal, a ganar movilidad y a promover una correcta alineación de nuestra columna.

Puede una mujer embarazada realizar el método Pilates?

Si con anterioridad ya has realizado el método Pilates estaría indicado siempre y cuando tu médico no lo desaconseje. Los ejercicios de adaptan según el trimestre de gestación en el que se encuentre.  En el caso de que nunca hayas practicado Pilates es recomendable practicarlo después del primer trimestre de gestación. Y una vez hayas dado a luz es ideal realizar el método para restablecer toda la musculatura abdominal y suelo pélvico.

Ir a la barra de herramientas