08
May

0

Habilidades sociales en la entrevista de trabajo

¡Por fin una entrevista de trabajo!!!
¿Pero… cómo causar buena impresión? ¿Cómo transmitir confianza y seguridad en uno mismo?
10 pasos para sentirnos autoeficaces y competentes durante una entrevista de trabajo

Antes de la entrevista….

1.- Investiga todo lo que puedas:
Cuanto más sepamos de la empresa donde aspiramos a trabajar, más seguros nos sentiremos y más confianza transmitiremos al entrevistador.
Se trata de indagar en la web de la empresa y sacar toda la información que podamos de la misma.
Del mismo modo, es también un gran  aliado, llevar nuestro cv actualizado, y haberlo releído un par de veces antes de la entrevista.

2.- Respiración:
En primer lugar debemos  ocuparnos  de nuestro organismo, mediante una sencilla respiración abdominal, podemos conseguir que nuestro ritmo  cardiaco se estabilice y  que nuestros músculos suelten parte de la tensión acumulada  debido al estrés.
Además una buena respiración oxigena todas las células de nuestro cuerpo, incluyendo las neuronas, lo que nos permitirá despejar la mente y ayudar al cerebro a clarificar qué queremos contestar y cómo hacerlo.
Sólo debemos tener en cuenta que al inspirar el aire baja hasta el vientre y éste debe hincharse como si fuera un globo y al espirar el aire que había bajado al vientre vuelve a subir para expulsarlo por la nariz o por la boca y el vientre se “deshincha”.
Ojo con la hiperventilación, para evitarla, el tiempo que dura la inspiración debe ser inferior al tiempo que dura la espiración. Por ejemplo 3 segundos de inspiración y 6 de espiración.

3.- Desafío a los pasajeros del autobús:
Una vez que hemos oxigenado el cerebro y estamos más relajados y preparados, es hora de enfrentarse a los “pasajeros del autobús”.
¿Pero… qué son los “pasajeros del  autobús”?
Imaginemos nuestra cabeza como un gran autobús; nosotros somos el conductor de este gran autobús,  por éste, bajan y suben muchos pasajeros a lo largo del día. Hay pasajeros educados, y los hay más ansiosos o inseguros. Pues bien, no son más que pensamientos catastrofistas, irracionales que molestan y pretenden infundirnos miedo y sensación de fracaso.
Veamos algunos ejemplos de estos pasajeros: “Seguro que no consigo el puesto”, “Estoy horrible”, “cualquier de los otros candidatos vale mucho más que yo”, etc., etc.

Ante estos pasajeros,  el conductor del autobús puede hacer dos cosas: -Pelearse con ellos, irritarse, enzarzarse en una discusión sin fin (pues estos pensamientos suelen ser recurrentes), poniendo en riesgo su conducción y concentración. – O por el contrario, puede aceptarlos e ignorarlos, sabiendo que tarde o temprano se bajarán en una parada u otra.
Al enfrentarse a ellos, al  evitarlos o al intentar hacer que se vayan, se hacen más grandes,  nos influencian más, sin embargo, si los relativizamos y los vemos como lo que son, unos simples pasajeros molestos a los que no hay que darle crédito, nos podremos concentrar mejor en nuestra conducción, hasta podemos tomarlo con humor.
De esta forma; mientras estas esperando a que te llamen para hacer la entrevista, puedes hacer unas respiraciones, despejar tu mente, y si aparece un pasajero catastrofista, le das la bienvenida y lo dejas, incluso puedes observarlo y reírte de lo absurdo que es.

4.- Nadie te va a dar seguridad, llévatela en la cartera
Es de gran ayuda que antes de salir de casa, de forma simbólica, nos metamos en la cartera aquellas cosas que queremos llevar a la entrevista (confianza, seguridad, competencia, credibilidad, responsabilidad, autoestima). Esto lo podemos hacer con una simple visualización la noche de antes o momentos antes, solo necesitamos  5 minutos a solas.
Podemos apuntarlo en un papel, o incluso apuntar todas nuestras cualidades, o simplemente, hacer un par de respiraciones profundas, cerramos los ojos y nos visualizamos en la entrevista mostrando y demostrando todas aquellas cualidades que tenemos.

5.-  Imagen:
No soy estilista ni quizás la persona más indicada para asesorarte en temas de imagen, pero sí te puedo dar un par de pinceladas de lo que es recomendable llevar en una entrevista de trabajo: por ejemplo, la cara despejada (evita greñas o flequillo que te tape los ojos), colores neutros (blanco, negro, beige, tostado, gris, arena, etc.), procura no llevar estampados ni colores muy llamativos como el rojo o el naranja, pendientes o piercings discretos (si llevas un piercing en la nariz, por ejemplo lleva una bolita en lugar de un aro).
Más vale pecar de sencillo y discreto que sobrecargado y llamativo.
También te puede ser de gran ayuda hablar con alguien que trabaje en esa empresa y ver qué tipo de vestimenta suelen llevar (si llevan traje de chaqueta, o por el contrario vaqueros, etc.) para dar la sensación de que ya estás integrado/a en la empresa.
No olvides el aseo y la colonia!!! Oler bien nos va dar indirectamente muchos puntos, porque el entrevistador, al percibir ese aroma tan agradable, nos asociará a él e inconscientemente le causaremos buena impresión.

Durante la entrevista…

6.- Expresión no verbal:
Mira a los ojos del entrevistador, lo peor que podemos hacer es que el entrevistador nos esté y hablando y nosotros con la mirada hacia otro lado, porque esto denota desinterés, incluso temor y nos puede restar puntos en la entrevista.
En cuanto a la sonrisa, está bien sonreír pero debemos ser congruentes con el tema de la conversación que estemos tratando en la entrevista, tan malo es estar toda la entrevista serios, como toda la entrevista con una sonrisa forzada. Es cuestión de saber que en momentos de distensión la sonrisa en un arma eficaz y en momentos más tensos de la entrevista está bien estar serio.

7.- Paralenguaje (voz, tono, ritmo y pausas):
Apuesta por un tono de voz firme, sin gritar pero que denote que estás seguro al 100% de lo que dices. Evita hablar bajito o entrecortado, así como también hablar demasiado deprisa porque esto denota algo de descontrol. Escucha siempre primero lo que te dice el entrevistador y lo que te pregunta y a continuación contesta con serenidad y firmeza, porque vale más la pena hablar despacio sabiéndolo que un quiere decir, que hablar deprisa y meter la pata.

8.- Proxémica (distancia) y postura:
Espalda recta y pegada al respaldo de la silla (90 grados), postura abierta (evita cruzar los brazos y las piernas), mover las manos nos ayudar a dar dinamismo y reforzar lo que decimos, por tanto, evita en tener las manos estáticas durante toda la entrevista.

9.- ¿Qué digo?
Si el entrevistador ya ha leído tu currículum, no le digas “he estudiado esto o lo otro, hice prácticas                        en tal o cual sitio. Dile cosas que no estén en tu cv, véndete usando frases como “en ese sitio, aprendí, conseguí, logré, me entusiasmó, etc
No hables mal de tu anterior empresa o de otras empresas, puede que tu intención sea buena y realmente hayan cometido muchos errores en otras empresas, pero esto creará desconfianza en el entrevistador
Para preguntas del tipo:”hábleme sobre sus anteriores trabajos” o “hábleme sobre usted”, lo mejor es ensaya el hablar durante 3-5 minutos sobre ti mismo a nivel profesional. Es difícil pero con práctica y a base de insistir y no rendirse puedes conseguir hablar durante ese tiempo sobre ti mismo a nivel laboral de forma eficaz y correcta.
Cuando ha terminado  la entrevista, normalmente el entrevistador te preguntará si tienes alguna duda. Aquí la mejor pregunta que puedes hacerle es la siguiente:
¿Cómo sabré si soy la persona elegida? Porque denota interés
Agradécele su tiempo al despedirte, está bien ser considerado y cuidar detalles que te pueden diferenciar de otros candidatos

Antes, durante y después de la entrevista…

10.-  Practica!!!
Esto es como ir al gimnasio o empezar cualquier deporte, el primer  día sales a andar y vuelves con agujetas, a la semana corres 10 minutos y te ahogas, a las dos semanas andas y corres tramos de 20 minutos, mejoras tu marca y te sientes orgulloso de lo logros conseguidos.
Estas habilidades se aprenden y se practican, si educas tu acuerpo y tu mente puedes ir al a entrevista con tus mejores armas, y aunque no garanticen el que obtengas el puesto sí que garantizan que la entrevista se desarrolle del a mejor forma posible, y ya sabemos que la entrevista es un punto crucial a la hora de obtener un puesto de trabajo.
¿Y si no lo consigo?? ÁNIMO, independientemente de que finalmente obtengas el puesto o no, estas 10 estrategias te están ayudando a mejorar y una vez que has empezado a practicarlas, ya estás en el camino de convertirte en un mejor candidato, y esta entrevista te habrá servido de entrenamiento y de mejora de tus habilidades a la horade afrontar este tipo de situaciones, podrás ver qué errores cometiste (todos los cometemos y es normal) para entrenarlos y mejorarlos y así destacarte en la próxima entrevista por encima de otros candidatos.

Ir a la barra de herramientas