19
Mar

0

estado de alerta por covid-19


Se acercan tiempos difíciles, por motivo del avance del COVID-19 vamos a tener que pasar una temporadita aislados y nuestras vidas van a parar
en seco durante unas semanas, sé que para muchos esto será una complicación añadida a vuestros problemas emocionales, ya que, el
confinamiento os impedirá llevar una vida normal, distraeros o hacer actividades que os servían de desahogo y desconexión…para algunos de
vosotros estar en casa no es algo fácil, no todos tenemos la suerte de tener una familia y/o pareja con la que nos sintamos seguros en estos
momentos de incertidumbre, de hecho, para algunos, estar en casa es todo lo contrario a sentirse seguro, acogido y en paz, si esta es tu
situación, decirte que no estás solo, puedes contar conmigo para lo que necesites, aunque sea a través de la pantalla del móvil u
ordenador, te mando toda la fuerza del mundo, muchos ánimos y mi cariño desde la distancia.

A veces, las situaciones son incontrolables, no sirve de nada luchar o revelarnos contra ellas, pero hay algo que jamás nos podrán arrebatar,
que es la libertad de enfrentarnos y reaccionar ante ellas de la manera en que nosotros decidamos. Tratad de ver este tiempo en casa como una
oportunidad para poner en orden vuestra vida (no solo vuestros armarios), pocas veces disponemos de tiempo para pararnos, mirar hacia
dentro, preguntarnos qué necesitamos y permitirnos ese espacio para encontrar las respuestas, ahora  disponemos de este tiempo, y está en
nuestras manos la decisión de utilizarlo bien, o simplemente dejar pasar los días sin más, tachándolos en el calendario y contando
ansiosos los minutos para que esto llegue a su final…no os engañéis, de esta forma los días pasarán mucho más lentos y las emociones
negativas se apoderarán de nosotros.

Quería haceros algunas recomendaciones de forma general:

– Si vas a teletrabajar, márcate un horario laboral (de no más de 8 horas), tómate un momento para marcarte objetivos semanales y diarios,
ordénalos por orden de prioridad y divídelos en tareas concretas que te ayuden a alcanzarlos. Al final del día y la semana, párate a
revisar el cumplimiento de esos objetivos, refuérzate positivamente cuando los hayas cumplido o diseña nuevamente un plan de acción si no
consigues llevarlos a cabo.

– Si eres estudiante, es un buen momento para organizar tus apuntes, al igual que a los trabajadores, te recomendaría que te marcaras un
horario “estudiantil”, realizaras un planing de estudio, te marcaras tareas y objetivos (con flexibilidad, que nos conocemos) y te pusieras
manos a la obra con ellos.

*No todos los días serán igual de productivos, pero tranquilos, no pasa nada, nos podemos permitir tener un día malo, vaguear un poco o
tomarnos un descanso.

– No todo va a ser trabajar, ni limpiar o hacer cosas súper productivas, dejaros un espacio al día para hacer algo que realmente os
guste (ver netflix, leer, jugar a la play, daros un baño relajante, bailar o escuchar música, hacer un Skype y tomaros unas birras
virtuales con vuestros amigos o ver memes y reíros un rato), estamos privados del ocio, así que tenemos que hacer un esfuerzo por encontrar
o crear momentos de diversión.

-Es importante no aislarnos, es posible que algunos viváis solos, o que, a pesar de vivir con vuestros familiares, tengáis lejos a vuestra
pareja o amigos, si algo bueno tienen las redes sociales, es que nos permiten hacer las distancias más cortas, trata de hablar con tus seres
queridos todos los días, ya sea por whatsapp, Skype o Instagram, mantén el contacto con ellos, hablad de vuestros sentimientos y de
vuestro día a día, aprovechad para poner un poco de humor a esta situación, reírnos de nosotros mismos es un ejercicio súper
saludable.

-Tener una rutina de ejercicio físico es, además de muy recomendable para favorecer nuestra salud física (y más en estos momentos donde
nuestra actividad física se va a ver muy reducida por el confinamiento), también una fuente de emociones positivas y
canalización del estrés,  el ejercicio físico aumenta los niveles de hormonas de la felicidad (serotonina, dopamina, endorfinas…), por lo
que os recomiendo encarecidamente dedicar al menos 30 minutos al día a hacer algo de deporte en casa (en el instagram de @arantxa_aragon todos
los días a las 17:00 habrá un directo de entrenamiento online y lo acabaran con una meditación guiada, ¡empiezan hoy mismo! Si no tenéis
Instagram podréis encontrar rutinas de ejercicios en youtube o poneros el batuka). También es importante cuidar algo nuestra alimentación, ya
que el aburrimiento puede agudizar nuestra hambre emocional y llevarnos a pegarnos atracones, que van seguidos de una gran culpabilidad…Os
podéis dar algún capricho los fines de semana, o comeros un trocito de chocolate o queso al día, pero en términos generales, os recomendaría
organizar un menú semanal, que incluya todo tipo de alimentos (frutas, verduras, hidratos, carne, pescado…) y sea nutritivo y variado, esto
os ayudará también a saber que necesitáis para la compra y así no dejaros llevar por la histeria colectiva (y dejar los supermercados
pelados).

-Aprovechad para revisar algunas de las actividades de terapia que os he ido mandando a lo largo de vuestro proceso terapéutico, y que habéis
dejado un poco abandonadas por falta de tiempo…ahora ya no tenéis excusa. Como propuesta para todos, puede ser interesante que llevéis un
diario emocional durante los días de confinamiento, en él podéis hacer una pequeña reflexión de vuestro día, agradecer algo que haya
pasado o de lo que te hayas percatado en este tiempo de desconexión, apuntar qué estáis aprendiendo de esta experiencia  o qué cosas
queréis hacer o cambiar cuando acabe todo esto de la cuarentena.
También es muy importante mantener una rutina de autocuidado diaria, permitirnos pequeños placeres/caprichos y esforzarnos por sacar algo
positivo de cada día.

-Es importante estar informados de los últimos avances del COVID-19, pero estar todo el día pegado al móvil leyendo información (y muchos
bulos) o hablando de esto, puede volver loco a cualquiera. Todos los días, a medio día, en la televisión harán una actualización del
estado del país, os recomendaría que esta fuera vuestra única fuente de información, y que el resto del día desconectarais de ello en la
medida de lo posible y que no difundáis información no contrastada, que puede hacer entrar en pánico a muchas personas.

Por motivos de seguridad y por responsabilidad social las citas que teníamos previstas para las próximas semanas vamos a tener que
pasarlas a formato online (vía Skype o videollamada de whatsapp) y tendremos mayor relación por email (dónde os enviaré ejercicios,
materiales de lectura, etc), no estáis obligados a mantener vuestras citas, si no queréis tenerlas en este formato, o si debido a esta
crisis, no disponéis de recursos económicos y tenéis que priorizar otras cosas. Desde la clínica os resolverán vía telefónica todas las
dudas que tengáis sobre este cambio en el servicio.

Deciros que estamos en contacto para cualquier cosa, qué podéis contar conmigo para lo que necesitéis, y que si decidís no tener citas hasta
que acabe el confinamiento, pero necesitáis algo de asesoramiento vía email o whatsapp, estaré aquí para escucharos y ayudaros en lo que
pueda. Son tiempos difíciles para todos, pero juntos será más fácil luchar contra este enemigo común, nos toca ser responsables  y pensar
en las personas que tienen mayor riesgo, así que es nuestro deber quedarnos en casa y seguir las indicaciones de sanidad. Pero tranquilos,
porque esto también pasará, y en nuestra mano está aprender de ello, ser resilientes y sacar algo positivo de todo esto, aunque sea empezar a
valorar tantas cosas que damos por hecho en nuestra vida, y que ahora nos damos cuenta de que tienen un valor incalculable.

Os mando un cálido abrazo desde la distancia,

ADRIANA BRULL, PSICÓLOGA

Ir a la barra de herramientas