26
Dic

0

¿Es mejor una resonancia magnética cerrada o abierta?

La resonancia magnética es uno de los estudios que más pueden ayudar en el ámbito de la medicina, sus beneficios pueden explotarse. Aunque existen muchas personas que se niegan a aceptarlos.
Conoce por qué esta satanización por parte de un grupo y la nueva alternativa (la resonancia magnética abierta) que ha llegado para hacerla apta para todo público.

¿Para qué sirve una resonancia magnética?
Si se desea estudiar el cuerpo de forma completa desde cada ángulo posible sin que se esté creando algún riesgo para la salud de un paciente un doctor acudirá a solicitar que se realice una resonancia magnética.
Con ella se puede conseguir incluso una imagen nítida de todas aquellas partes blandas del cuerpo humano, por lo general se hacen para todas aquellas personas principalmente que presentas problemas en su cerebro, como también en la rodilla y en la columna vertebral.

¿Cuál es la fiabilidad que se le tiene a las resonancias magnéticas?
Estos son estudios que proporcionan imágenes de cada pequeña parte de la articulación de la rodilla. Incluyendo así no sólo a los huesos y al músculo, sino también a los tendones, los ligamentos, el cartílago y maravillosamente hasta los vasos sanguíneos haciendo posible detectar cualquier cosa fuera de lo normal.
Cuando se trata de las enfermedades crónicas que afectan al sistema nervioso central una resonancia magnética puede también ser el mayor recurso posible, pues esta es la técnica más efectiva para evaluar cualquier tipo de enfermedad encefalográfica. Para pacientes con demencia sirve como método de descarte para alteraciones cerebrales.
Una gran mayoría de las enfermedades que afectan la columna vertebral también pueden ser detectadas. Es posible que ayude a evidenciar aquellos escenarios los casos donde se haya creado alguna protuberancia, se sufra de una hernia, entre otros.

Resonancia magnética cerrada
Este es un procedimiento que no provoca dolor o reacción alguna, pero el miedo que se crea hacia él es que los pacientes deberán quedar inmóviles por una cierta cantidad de tiempo en un túnel muy estrecho. Para algunas personas la sensación de encierro llega a ser angustiante.
Sin embargo, debes saber que las imágenes que proporciona una resonancia magnética cerrada llegan a tener mayor fiabilidad que en aquellas abiertas. Para poder conocer en todo momento la respiración y el ritmo cardiaco se le conectará a un dispositivo.

Resonancia magnética abierta
La resonancia magnética abierta es una buena alternativa de este tipo de estudios cuando es necesario que se les realice a los niños o a todas aquellas personas que sufren de claustrofobia y el estar inmóvil en un túnel por unos cuantos minutos no les parece una opción.
La construcción de la máquina es en forma de C, por lo que realmente no se tiene por qué quedar encerrado en ella para completar el procedimiento.
En un principio sólo era posible el poder estudiar articulaciones de ciertas extremidades y zonas periféricas, pero se logró avanzar para un estudio más completo del cuerpo incluyendo el cerebro y la columna.

Ir a la barra de herramientas