04
Mar

0

Consejos esenciales para estimular el habla del bebé

Es difícil que un padre o una madre no se emocione con las primeras palabras del bebé. El momento para que el niño empiece a emitir los primeros sonidos del habla es esperado con mucha ansiedad por la familia y, cuando sucede, es una emoción y alegría dentro de la casa.
Cada niño tiene un tiempo de desarrollo, lo que significa que algunos aprenden tanto a hablar como a leer y escribir más rápido que otros. Sin embargo, en general, la media para que los bebés empiecen a soltar sus primeras palabras es alrededor de un año de edad.
Con un poco de estímulo y ayuda de los padres, los niños pueden aprender más rápidamente y alcanzar un vocabulario amplio en la primera infancia. Hay pequeñas actitudes que puedes tomar día a día para ayudar al pequeño a recordar con más facilidad las palabras, formando así las habilidades lingüísticas. Conozca, a continuación, cuatro consejos indispensables para quien quiere estimular el habla del bebé:
1- Enséñale el mundo
Para desarrollar la habilidad de hablar, el pequeño debe conocer primero el mundo a su alrededor. En esta tarea, los padres pueden dar un empujón, presentando objetos, seres vivos, sentimientos, estados y todo lo que sea posible para el niño.
Observe lo que hay alrededor del niño, coja los objetos, diga los nombres, apunte y use el lenguaje corporal también como incentivo del lenguaje verbal. Haga un gesto que represente frío, otro que muestre calor y deje que el niño entienda emociones y todo lo que hay en el mundo a su alrededor.
2- Cuida tu entonación
Es común que los adultos hablen con bebés con una voz más afinada, lo que puede mostrar afecto y emoción para el niño. Sin embargo, para muchos expertos, no es la forma más adecuada de explorar el lenguaje y alentar al hijo con el habla.
El niño debe acostumbrarse a la forma en que se celebran las conversaciones normales del día a día y debe aprender a distinguir estados emocionales también por el tono del habla. Explore esos detalles con el niño y permita que el pequeño se acostumbre al lenguaje real en los primeros meses de vida.
3- Amplíe el vocabulario
Enseña palabras para el niño, pero no dejes de explorar otras formas de decir lo mismo. Piense en sinónimos y presente todos los nombres de un objeto al pequeño para que el niño desarrolle un vocabulario amplio durante la primera infancia.
Sin embargo, use más las palabras que son comunes día a día, para que el niño no empiece a llamar «comida» o «televisión» «calle» y causen extrañeza en el futuro.
4- Estimule con juegos
Ningún combustible es más poderoso en el aprendizaje infantil que las bromas o juegos. Una actividad esencial para el crecimiento saludable de los pequeños, los juegos ayudan a los niños a desarrollar diversas habilidades, a conocer el mundo y también a memorizarlo con más facilidad.

Ir a la barra de herramientas