20
Ene

0

Colestasis en el embarazo: todo lo que hay que saber

Las hormonas del embarazo asimismo pueden desempeñar un papel esencial en la aparición de la colestasis.
El embarazo es uno de los instantes más bellos y también esenciales en la vida de la mujer. Mas durante todo el tiempo de gestación, los intensos cambios hormonales provocan síntomas que de forma frecuente no son tan muy conocidos por las mujeres. La colestasis en el embarazo es uno de esos síntomas, que aparece al final de la gestación y provoca una intensa picazón, en general en las manos y los pies, mas de manera frecuente ocurre en otras muchas unas partes del cuerpo.
La colestasis puede ser realmente incómoda, mas no presenta ningún peligro en un largo plazo para una futura mamá. Para un bebé en desarrollo, no obstante, la colestasis del embarazo puede ser algo peligroso, y los médicos en general aconsejan el parto prematuro en estos casos.
El término «colestasis» se refiere a cualquier condición que afecte al flujo de bilis-un líquido digestible – desde el hígado. El embarazo es una de las causas posibles de la colestasis.
Causas de la colestasis gravídica
Las causas de la colestasis del embarazo todavía no están tan claras. Los estudios señalan que puede haber un componente genético; además de esto, ciertas variaciones genéticas se han asociado al inconveniente. Las hormonas del embarazo asimismo pueden desempeñar un papel esencial en este proceso. La bilis es un líquido digestible producido en el hígado que ayuda al sistema digestible a romper las grasas. Posiblemente el incremento de las hormonas del embarazo – como ocurre en el tercer trimestre – retrase el flujo normal de bilis fuera del hígado.
Finalmente, la acumulación de bilis en el hígado deja que los ácidos biliares entren en el torrente sanguíneo. En consecuencia, los ácidos biliares depositados en los tejidos de la madre acaban dando comezón.
Los factores que aumentan el peligro de desarrollar colestasis de embarazo incluyen:

  • Antecedentes personales o bien familiares relacionados con la colestasis del embarazo
  • Historial de enfermedad hepática
  • Embarazo de gemelos
    El diagnóstico de la enfermedad es posible a través de análisis efectuados en muestras de sangre para pruebas de laboratorio con el objetivo de valorar el buen funcionamiento del hígado de la encinta. Es esencial que el examen efectuado sea capaz de advertir la cantidad de sales biliares en la sangre.
    Tras el diagnóstico, el médico puede prescribirle un antihistamínico o bien un corticosteroide en crema para calmar la cocción intensa asociada con esta afección. Recordando que jamás se aconseja que la paciente se medique, pues ciertos componentes de fármacos pueden dañar al bebé y comprometer la gestación, la salud de la madre y del bebé.
Ir a la barra de herramientas