14
Oct

0
accidentes infantiles

Accidentes infantiles

El origen de la palabra accidente procede del latín y significa “que ocurre”. Algo que ocurre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo define como un acontecimiento fortuito, generalmente desgraciado o dañino, independiente de la voluntad humana, provocado por una fuerza exterior, de actuación rápida y que se manifiesta por daño corporal y/o mental.

La importancia de los accidentes en la infancia es enorme por varias razones:

1. Porque a ciertas edades, representan una de las causas más importantes de mortalidad.
2. Por su elevada morbilidad, ya que pueden aparecer secuelas y discapacidades graves de por vida.
3. Por su elevada prevalencia. Existe un número elevado de accidentes aunque la mayoría de ellos tienen consecuencias leves.
4. Por su elevado coste a nivel personal, familiar y su repercusión sanitaria, económica, laboral y social.
5. Finalmente, y quizás la de mayor importancia, es que se pueden prevenir. El accidente parece tratarse de algo incontrolable e imprevisible,pero esto no es así. Es decir, el niño no está predestinado a que le ocurran accidentes.

Prevención

Los pediatras son piezas clave en la prevención de accidentes, ya que conocen el problema, sus consecuencias y tienen influencia sobre las personas encargadas de cuidar a los niños y las niñas y también sobre el propio niño o niña.

Todos los protocolos de cuidados de salud y seguimiento del niño sano incluyen la prevención de accidentes. Sin embargo, la prevención de los mismos no es un trabajo exclusivo de los pediatras.

Existen cuatro pilares en los que se sustenta la estrategia de prevención de accidentes: la legislación, los avances tecnológicos, las medidas económicas y la educación.
La legislación trata de leyes u otros reglamentos que modifican el comportamiento individual, como, por ejemplo, el uso de casco obligatorio en la conducción de motocicletas o el cinturón de seguridad.
Los avances tecnológicos eliminan o disminuyen los accidentes modificando el ambiente o diseño de ciertos productos industriales (sistemas de detección de incendios, tapones de seguridad en los medicamentos, etc).

Por su parte, las medidas económicas crean incentivos financieros para estimular la prevención.

Y, finalmente, la educación tiene como objeto alertar sobre conductas de riesgo para intentar modificarlas o evitarlas. La comunidad en general, y la familia en especial, deben participar en ella, ya que son los máximos responsables del niño. También la escuela debe ser un pilar importante, sobre todo cuanto mayor y más independiente sea el niño, ya que a estas edades la introducción de medidas y hábitos que el propio niño debe aplicar son de una importancia capital.

La aparición de un accidente es la consecuencia de la interacción entre un huésped (el niño), un agente (el que produce el accidente) y un medio (lugar en el que se produce). Cabe evitar su aparición  interviniendo sobre los tres o sobre alguno de ellos.

INTOXICACIONES

La mayoría de intoxicaciones se producen entre el año y los 4 años debido a que coincide que el niño inicia su movilidad y la necesidad de conocer o experimentar, cosa que muchas veces hace con la boca.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta a los adolescentes, cuyas intoxicaciones se distinguen por ser intencionales, producidas fuera del hogar, con un tiempo de evolución más prolongado, con un producto tóxico no siempre conocido y cuyo manejo suele ser más complejo.

Los fármacos son el tipo de tóxico más frecuentemente implicado, en segundo lugar los productos del hogar, después el etanol y el monóxido de carbono. Así, la ingesta de paracetamol es la primera causa de intoxicación, sobretodo en menores de 3 años. Entre los productos del hogar son los cáusticos,
cosméticos y detergentes.

La casa es el lugar donde el niño pasa más tiempo y donde tiene un sinfín de sustancias a su alcance, por ello es donde ocurren más. Está demostrado que los cambios ambientales, mudanzas, vacaciones y situaciones de tensión familiar favorecen su aparición.

DECÁLOGO DE LA PREVENCIÓN DE ACIDENTES

1. Los accidentes son una de las causas más frecuentes de muerte en los niños. La mayoría de los accidentes son evitables, ya que sepodría haber hecho algo para que no ocurriesen. En caso de emergencia, llama al 112.
2. En cada edad la forma de prevenirlos es diferente. En los niños pequeños la casa ha de ser un lugar seguro y vigilado por los adultos. No dejes nunca solo a un niño pequeño, aunque a los mayores hay que
enseñarles a protegerse.

3. En casa, protege las ventanas con rejas o cierres de seguridad y no pongas sillas o muebles bajos delante. Pon barandillas en las escaleras.
Protege los enchufes, estufas y braseros. Usa los fuegos de detrás en la cocina. No cocines con el niño en brazos. Ten cuidado con la temperatura del agua del baño y no dejes a los niños pequeños solos en la bañera. Protege las esquinas de mesas y muebles. Pon topes a las puertas.

4. Con los objetos que les rodean también se accidentan. Pueden caerse del cambiador, la trona, la sillita de paseo o el carro del supermercado. Pueden atragantarse con partes pequeñas de juguetes o con un globo. Tragarse una pila de botón. Revisa los juguetes, envoltorios y otros objetos con los que juegan los niños. No dar caramelos ni frutos secos los niños pequeños, se pueden atragantar.

5. Medicamentos y tóxicos. No los dejes donde un niño pueda alcanzarlos. No le digas que los medicamentos son caramelos. Usa siempre el medidor del jarabe en vez de cucharas de cubertería. Nunca guardes productos de limpieza o tóxicos en envases de agua o refresco. No dudes en llamar al teléfono de información toxicológica si el niño ha tomado algo. 91-5620420.

6. En otras casas y lugares donde el niño acuda con frecuencia (casa de los abuelos, otros familiares, guardería, en la escuela), asegúrate que en todas ellas el entorno es seguro.

7. En el coche utiliza siempre y correctamente una sillita o sistema de retención homologado y adecuado a su peso y estatura. Ha de estar bien instalada. No debe haber holguras entre el cinturón y el cuerpo del
niño. Si va en transporte escolar deberían llevar sistemas de retención. Dale buen ejemplo poniéndote el cinturón siempre.

8 En los espacios de ocio (parque, polideportivo, plazas, juegos, etc.) las porterías, deben estar bien anclados y cumplir con las normas de seguridad. El suelo en los espacios para niños debe ser de
materiales blandos. 9.En bicicleta, ponle el casco para montar en bici y dale un buen ejemplo
poniéndotelo tú también. Cuando camines por la calle, sé prudente y paciente y ensénale a cruzar la calle correctamente.

10. En piscinas, playas y otras zonas de baño, no pierdas de vista a los niños pequeños. Las piscinas privadas deben vallarse por todos los lados y mantener su puerta cerrada cuando no esté un adulto vigilando.

CÓMO ACTUAR FRENTE A UN ACIDENTEINFANTIL

Proteger: hay que asegurar la protección del accidentado y del que va a socorrer.

Avisar: Servicios de emergencia 112. Información de toxicología 91-5620420.

Socorrer: Una vez que se ha protegido y avisado se pueden practicar los primeros auxilios al accidentado.

1. Reanimación cardiopulmonar RCP es la actuación ante la parada cardiorrespiratoria:

1. Apartarlo de la carretera, ambiente tóxico, fuego electricidad.
2. Comprobar la repuesta del niño: llamarle, gritarle, pellizcarle y si no responde gritar ayuda y 112.
3. Abrirle la boca, maniobra frente-mentón. Comprobar si respira (acercar la mejilla a la boca, oír ruidos respiratorios, ver movimientos torácicos). · Si no respira: Ventilar 5 insuflaciones: boca a boca (pinzando la nariz) y valorar signos vitales tos, respiración, movimientos. Si no los tiene: Masaje cardíaco:
compresiones torácicas en el tercio inferior del esternón. 100-120 por minuto.

Ciclo: 15 compresiones – 2 ventilaciones.

Tras 1 minuto de RCP llamar al 112 si nadie ha avisado. Continuar la reanimación hasta que ellos lleguen.

Atragantamiento

El objetivo es desobstruir la vía aérea, no expulsar el cuerpo extraño. Si tose anímele a que siga tosiendo. 1. Si está consciente con tos débil: Mirar la boca y extraer el objeto si es accesible. Gritar ayuda y 112.
– Si es mayor de 1 año: dar 5 golpes en la espalda y 5 compresiones abdominales
– Si es menor de 1 año: dar 5 golpes en la espalda (boca abajo) y 5 en el pecho (boca arriba).

2. Si está inconsciente: Mirar la boca y extraer el objeto si es accesible. Gritar ayuda y 112.
– Abrir la boca, comprobar la respiración, ventilar 5 insuflaciones (boca a boca) y si no respira: Masaje cardíaco.15 compresiones 2 ventilaciones. Cada 2 minutos mirar la boca y sacar el cuerpo extraño si es accesible.

Traumatismo craneal

Proteger el cuello con las dos manos e inmovilizarlo. Hay que evitar una lesión en el cuello.
1. Si nadie ha visto la caída o se supone de más de 1 metro de altura. No mover al niño del suelo, mantenerlo quieto e inmovilizar el cuello con las dos manos. Llamar al 112. Si está consciente esperar la ayuda.
2. Si está inconsciente. No mover al niño del suelo, no zarandearlo. Inmovilizar el cuello con las dos manos. Abrir la boca, comprobar la repuesta del niño: llamarle, gritarle, pellizcarle y si no responde gritar ayuda y 112.
3. Comprobar la respiración. Si no respira: Ventilar 5 insuflaciones: boca a boca (pinzando la nariz) y valorar signos vitales tos, respiración, movimientos. Si no los tiene: Masaje cardíaco: compresiones torácicas en el tercio inferior del esternón. 100-120 por minuto.

Ciclo: 15 compresiones 2 ventilaciones.

Tras 1 minuto de RCP llamar al 112 si nadie ha avisado. Continuar la reanimación hasta que ellos lleguen.

Ingestión de productos tóxicos

1. Separar la sustancia tóxica del niño.
2. Si tiene algo sólido en la boca, quíteselo.
3.Llamar a información toxicológica 91-5620420.Si le dicen que vaya al hospital no se demore y lleve el envase del producto ingerido.
4. Qué no hacer: provocar el vómito y no administre leche ni aceite.

Inhalación de gases o humos
1. Abra las ventanas.
2. Sáquelo rápidamente al aire libre.
3. Llamar al 112.
4. Si el niño está consciente y respira, manténgalo tumbado hasta que llegue la ayuda.
5. Si está inconsciente y no respira iniciar maniobras de RCP
6. Qué no hacer: en caso de escape de gas, no encienda el interruptor de la luzni aparatos eléctricos.

Quemaduras

1. Eliminar la causa. Apague las llamas, cubrir con una manta. Quitar los anillos, pulseras, reloj. Quitar la ropa si está impregnado con sustancia cáustica.
2. Enfríe las quemaduras. Aplicar agua fresca durante 15-20 minutos.
3. Si es profunda, no duele (3º grado) o es extensa o afecta a manos, cara, boca, nariz, ojos, cuello, genitales, necesita valoración médica. En caso de duda llamar al 112.
4. Qué no hacer: no rompa las ampollas, no despegar la ropa de la piel.

Heridas

1. Lávese las manos con agua y jabón antes de tocar la herida.
2. Limpie la herida con jabón y aclarare con agua.
3. Seque la herida con gasas estériles con pequeños toques.
4. No extraiga los objetos enclavados.
5. Si la herida sangra, presiónela con apósitos estériles.
6. Aplique un antiséptico. Procurar parar la hemorragia comprimiendo la herida con apósitos estériles o un trapo limpio. Si es una extremidad levante el miembro y llame al 112.
7. Qué no hacer: no intentar curar las heridas profundas, no usar algodón, alcohol, polvos ni pomadas.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES DE TRÁFICO:

A día de hoy los accidentes de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte en la población joven de los países industrializados. Las muertes y traumatismos por accidentes de tránsito son sumamente prevenibles. Los niños en su condición de peatones corren riesgo porque su desarrollo cognitivo y físico y su menor tamaño reducen su capacidad de tomar decisiones seguras en la vía pública.
Los niños como ocupantes de vehículos corren riesgos cuando no utilizan los sistemas de seguridad o lo hacen incorrectamente.

Recomendaciones para el conductor:

No conducir después de haber consumidoalcohol, drogas o medicamentos que puedan interferir en las capacidades de conducción( somnolencia, pérdida de reflejos..)
Respetar la velocidad máxima.
Adecuarse a las características de la vía y a las condiciones meteorológicas.
Mantener el vehículo en buen estado.
Guardar la distancia de seguridad.
No conducir con mucho sueño o cansado.
No hablar por el móvil.
Enseñar que el niño debe salir del coche por el lado de la acera y no abrir la puerta hasta que el coche esté completamente parado.
Da ejemplo, ponte el cinturón de seguridad y cruza por el paso de peatones con el semáforo en verde.

El niño como ocupante de un vehículo:

Utilizar siempre el cinturón de seguridad o el sistema de retención infantil adecuado al peso y altura del niño.
No se debe dejar a los niños ir de pie entrelos asientos ni tocando botones o manillas de ventanas o puertas, que además deberán ir con seguro de bloqueo.
¡Ojo! El 63% delos niños no viaja de forma correcta cuando va en coche por un mal uso de la sillita. Esto hace que se multiplique por cuatro la probabilidad de lesiones graves en caso de accidente.

El niño como peatón y con su bicicleta:

Enseñar a los niños a caminar por la parte interna de las aceras.
No permitir que jueguen cerca de las calzadas.
Extremar la precaución en las salidas de garajes y talleres.
No cruzar por lugares que nos impida ver y ser vistos.
Cruzar la calle por sitios seguros es decir por los pasos de peatones y de cebra.
Para cruzar, esperar a que el semáforo de peatones esté fijo y verde.
Para cruzar, esperar a que los vehículos estén totalmente detenidos. Si eres adulto da ejemplo y cruza también por sitios seguros (pasos de cebra, semáforos para peatones en verde…)
Los niños aprenden lo que ven, sobre todo si lo hacen los padres.
Es mejor andar que correr.
Si el niño va en bicicleta: enseñarle a utilizar siempre el casco, no circular con cascos de música, al aproximarse a un cruce moderar la velocidad y si es necesario detenerse, no circular con pasajero, utilizar luces y piezas reflectantes delanteras y traseras, tenerla en buenas condiciones de mantenimiento ( frenos,,,). circular por caminos o calles poco transitados respetando siempre las normas de tráfico, circulando por la derecha.
Si van en grupo siempre en fila y nunca en paralelo.
Si se conducen motocicletas además de respetar las normas de tráfico se debe de tener en cuenta no beber alcohol.
Los recién nacidos viajarán en cucos de seguridad rígidos provistos de un cinturón con tres puntos de anclaje, colocado en el asiento posterior y en posición transversal; se deben sujetar con los cinturones del propio vehículo o con otros suplementarios.
Los lactantes se pueden colocar en sillas de seguridad homologados tanto en el asiento trasero como delantero, aunque si el conductor va solo es preferible colocarla en el delantero para evitarle distracciones, aunque en ese caso se deberá inactivar el airbag y se colocará siempre en el sentido contrario a la marcha, acoplándose al cinturón de seguridad del automóvil; si fuera en el
sentido de la marcha, la cabeza se quedaría sin sujeción y se producirían lesiones, sobre todo en el cuello.
En los niños mayores un cojín elevador colocaría al niño a la altura suficiente para que pudiera utilizar el cinturón de seguridad de los adultos. Es el peso y no la edad el factor que determina el grupo en el que se debe incluir al niño y el dispositivo de seguridad de retención que debemos emplear. Se establecen 4 grupos:
-grupo 0: menos de 10 kilos. Cuco RN y silla.
-grupo I: 8-18k.Silla.
Grupo II: 15-25k.Cojín elevador con respaldo.
Grupo III: 22-36k. Cojín elevador.

PREVENCIÓN DE AHOGAMIENTOS:

Recién nacidos hasta los 4 años:

1. Nunca dejarlos sin vigilancia en el agua o cerca de cualquier superficie con agua.
2. Nunca dejarlos solos en la bañera. 3. Quitar el agua de recipientes como cubos, barreños, etc.
4. Los toldos para cubrir las piscinas no substituyen a las vallas de protección, que deben rodearla por completo y ser lo suficientemente altas para que puedan trepar o saltar.
5. Aprender a nadar no genera “niños a prueba de ahogamiento”.
6. Los padres y cuidadores deberían aprender a practicar RCP básica.

Niños de 5 a 12 años:

1. Enseñarles a nadar y un comportamiento exento de riesgos en el agua.
2. Nunca permitir que se bañan solos sin la supervisión de un adulto.
3. Usar flotadores cuando vayan en barco, pesquen o jueguen en un río, lago o mar.
4. Conocer los peligros de los saltos en el agua y el buceo. No tirarse de cabeza si se desconoce el fondo o profundidad del agua.
5. 5. En la piscina hay que tener cuidado con los resbalones y las zambullidas.
6. En el mar deben nadar siempre cerca de la playa y paralelamente a ella.
7. No jugar o nadar cerca de los desagües de las piscinas pues se pueden producir lesiones por succión o atrapamiento de determinadas partes del cuerpo como el pelo.
8. Aprender a practicar RCP básica.

Adolescentes de 13 a 19 años:

1. Conocer las recomendaciones dadas a los niños de 5 a 12 años y respetar siempre las indicaciones de seguridad.
2. Evitar conductas de riesgo como bañarse de noche o bañarse después de haber bebido alcohol pues disminuye la capacidad de reacción ante el peligro.
3. Aprender a practicar RCP básica.

Ir a la barra de herramientas